“El Mandarín” de Eça de Queirós La Escuela Iniciativas Culturales
Libro dormido El Mandarín de Eça de Queirós

Avance para la próxima tertulia de El Libro Dormido.

25 de abril de 2015 a las 19,30 horas.

Teodoro es un humilde funcionario del Ministerio de Gobernación que malvive gracias a su sueldo de veinticinco duros mensuales en una casa de huéspedes lisboeta. Desde allí ve pasar los días de una vida equilibrada y tranquila, que solo aspira ya a lo racional y a lo tangible.

Entre las pocas distracciones que le permiten sus exiguos ingresos figura el “hábito discreto” de acudir al mercadillo a comprar viejos libros desencuadernados. En la soledad de su cuarto, las curiosidades de esos papeles amarillentos le entretienen  del tedio de vivir.

Una noche cuando ya se adormecía en la lectura, un párrafo se destacó del tono neutro y apagado de la página despertando su atención:

“En el fondo de la China existe un Mandarín más rico que todos los reyes de que nos habla la Fábula o la Historia. De él nada conoces, ni el nombre, ni el semblante, ni la seda de que se viste. Para que tú heredes sus bienes inenarrables, basta con que toques esa campanilla, puesta a tu lado, sobre un libro. El exhalará entonces un suspiro, en los lejanos confines de la Mongolia. Será un cadáver: y tú verás a tus pies más oro del que puede soñar la ambición de un avaro. Tú, que me lees y eres hombre mortal, ¿tocarás la campanilla?”

Quiso leer más pero las líneas parecían huir, dejando a su vista aquella extraña interpelación ¿tocarás la campanilla?

Giró la cabeza y justo a su lado, sobre un diccionario de francés, descubrió horrorizado la campanilla prevista.