Paseo filosófico. El río de la Vida. La Escuela Iniciativas Culturales

02 web - 850

En este mundo apresurado que nos ha tocado vivir, queremos caminar contra corriente, reivindicar la fuerza de la serenidad, de la lentitud y la calma, por eso no os proponemos una esforzada y presurosa caminata, sino un paseo, un paseo filosófico.

Desde siempre la práctica de la filosofía ha estado unida al hábito de pasear. Pasear nos ayuda a la reflexión y pareciera que el ritmo de nuestros pasos ordena también el curso de nuestro pensamiento. ¿Quién en su vida no ha sentido la necesidad de salir a pasear con el fin de aclarar sus ideas? ¿Quién no ha invitado a un amigo a pasear para poder conversar tranquila y reposadamente, comprobando así, que la mirada tranquila y sosegada que se abre al paisaje permite también contemplar más serenamente nuestro mundo interior?

Caminar tranquilamente despertando nuestros sentidos a la contemplación del entorno despierta, de manera natural, la experiencia de sentir el fluir de la vida a nuestro alrededor. Deambular pausadamente nos permite reconectarnos conscientemente con la vida, pues todos nos sentimos caminantes en ese inmenso paisaje que es la existencia.

En esta segunda experiencia (ver anterior) caminaremos por el margen del rio Mandeo y nos inspiraremos en la excelente obra de Rabindranath Tagore, “Sadhana, el Sentido de la Vida” y en las imágenes del libro “Sidharta” de Herman Hesse. Filosofía, literatura y naturaleza al ritmo de un caminar consciente y sensitivo.

Ven a caminar el sábado 27 de julio. Nos encontraremos en el Centro de interpretación de la naturaleza de Coirós (Chelo), a las 11 de la mañana.
Tráete ropa y calzado cómodo y si eres de los más atrevidos un bañador para, al final, sumergirte en el río.